miércoles, 25 de marzo de 2009

El arte debe respetar la realidad social

……la revista Click se ha atrevido, con justa razòn; en hacer un señalamiento social muy cierto dentro de la mùsica popular hondureña que se ha producido en los ùltimos meses?

La secciòn Lo Mejor de la Semana en su ediciòn del 5 de marzo; la Click sacò una nota del talentoso Nelson Pavòn en donde hablò de cómo este habìa presentado en La Caramba; su nuevo video llamado “Manuel” dirigido por su ya incondicional colaborador, Michael Bendeck.

Asimismo mencionò que el video cuenta la historia de un niño de la calle; y que tiene una sorpresa especial, porque el coro es cantado pornitos que verdaderamente viven en las calles; y que fueron convocados por Nelson para el proyecto.

Cuando leimos dicho comentario; entendimos bien lo que Click intentò dar a entender: si van a plasmar la realidad nacional; háganlo con elementos creìbles, no jueguen con nuestros problemas sociales; que de por sì; ya son demasiado dolorosos; especialmente aquellos que tienen que ver con niños.”

Y supimos inmediatamente a que se referìa la Click, la que desde que es dirigida por Marco Orellana; ha adquirido una mayor sensiblidad, y enriquecimiento cultural; al video “Niños de la Calle” de Bullaka Family.
Nadie niega que la calidad de dicho video realizado por Villefer, es buena; para nuestros estàndares de producción audio visual; pero de plano; se puede apreciar a simple vista; que la historia fue un simple montaje.

Las tomas se hicieron en una calle del barrio La Leona acondicionada para que se viera “street cool”, no “verdaderamente real”; como decir, una calle de uno de esos barrios que forman los cinturones de miseria de nuestra Tegucigalpa, en donde la gente vive en covachas, y a veces; solo comen tortilla con sal, y no tienen agua potable.

Los niños utilizados para participar en el video, fueron niños disfrazados como niños pobres; y aunque no es nuestra intenciòn desvirtuar el talento de los Bullaka, que fueron dignos finalistas de la II Batalla de las Bandas Pepsi; el caso es que en vez de aparecer vestidos con sencillez; porque asì es como uno se viste cuando anda ayudando al pròjimo màs necesitado; aparecieron vestidos como si fueran a participar en un desfile de modas de tendencia urbana.

Y es que uno no se viste a la ùltima moda con ropa de apariencia costosa; cuando uno anda asistiendo a los pobres; por que esto es un irrespeto, porque establece claramente las diferencias sociales, y es una manera de hacerlos sentir a ellos màs pobres de lo que son.

A mi el video me gustò mucho, pero me pareciò muy poco creìble, a pesar de que el mensaje de la canciòn es palpable y bien intencionado; ademàs; Eduardo Cedeño aparece tocando una costosa guitarra, cuando para cantarle a los pobres; se debe usar una guitarra màs modesta; como por ejemplo, la de Polache.

Los elementos callejeros se usan mucho en los videos actuales; para el caso miremos el video “Warning” de Dayz; los cuales si fueron muy propicios, porque lo de ella, no es un mensaje social a favor de los necesitados.

Hay que ver el video de “Estas de Miedo” de Bohemios del Reggaetòn; ahì se vieron tomas hechas con los recolectores de basura de la Alcaldía Municipal y con vendedores de alimentos callejeros; y en las calles de Tegucigalpa.

Pero porque està bien? Porque el video no es de carácter social, sino que es un coqueteo de ellos, para conquistar a una mujer que les “mueve el piso”; y lo quisieron hacer asì; sin utilizar a la tìpica modelo que aparece en tomas pensando en el tipo, o fingiendo indiferencia, etc, etc.

Recuerdo que cuando Delirium grabò su impactante canciòn “Resistol” en 1995; en el intro de la misma; sacaron declaraciones de los mismos niños resistoleros que se llevaban en la Universidad Nacional Autònoma de Honduras, en las que explicaban porque se drograban, y cuando lo hacìan.
Eso era real, y sigue siendo real, tan real, como la portada de su disco “Abismo”, en donde no ocultaron la implicable realidad de los basureros hondureños, adonde llegan compatriotas a buscar comida y cosas para uso personal, en medio de los desperdicios.

Esos son ejemplos de artistas que usaron la realidad para enviar su mensaje.

Y recordamos un ejemplo mal aplicado para reflejar la situación de las maras, en un corto fìlmico “Las Cuatro Tablas” del talentoso Mario Jaèn que buscò chavos guapos como el rockero Alfredo Kaegi; para interpretarlos, los vistiò de rockers, y los puso a caminar por la Peatonal de la ciudad capital.

Yo nunca he visto mareros caminando por la Peatonal, porque no son lugares en donde se dejen ver, para que no les de seguimiento la autoridad; por lo menos no a plena luz del dìa.

Asì que estamos de acuerdo con la Click; la realidad debe de respetarse.

1 comentario:

El Perro Feliz dijo...

comparto en todo su articulo, es mas invito al movimiento artistico que den un porcentaje de sus producciones a temas sociales, hay tantos que son urgentes,pero eso si, antes de hacer letras hay que investigar esa realidad, no solo es la inspiracion, hay que investigar.
un abrazo amiga.